¿Franquistas eminentes? - Mercurio