Aurora Luque: “No quedan resquicios para refugio del romántico” - Mercurio