“La pasión es una droga que te impide razonar” - Mercurio