Anatomía de un estupor - Mercurio